FACTURA ELECTRÓNICA

Todas las funciones para Administrar, Controlar y Crecer tu Pyme

DocuménteMe

Aspectos que debes tener en cuenta sobre el nuevo Régimen SIMPLE

El Régimen SIMPLE es una nueva tributación reconocida ante la ley, la cual fue adoptada con el propósito de incentivar la formalización de aquellas micro y pequeñas empresas existentes en el país. Este régimen se consolidó por medio de la ley 1943 de 2018 en la cual se estipulan de manera concisa y clara la única tarifa y la declaración de todas las obligaciones tributarias a las que haya lugar en este grupo en crecimiento de empresas. ¿De qué se trata este régimen? Lo veremos a continuación.

 

¿Cómo entender el Régimen SIMPLE?

 

Si eres independiente y tienes una facturación anual inferior a 2.700 millones, puedes ser uno de los aspirantes de los beneficios legales del Régimen SIMPLE, por ello a continuación veremos 5 puntos sencillos para entender sus particularidades básicas:

 

  1. Las empresas que sean incluidas dentro del Régimen SIMPLE podrán ahorrar dinero en cuanto a lo estipulado en sus pagos legales.
  2. Pueden ser parte del Régimen SIMPLE y de su forma de tributación todas las tiendas pequeñas, minimercados y peluquerías.
  3. Quienes deseen actualizar su régimen, podrán inscribirse mediante actualización de RUT hasta el 31 de julio.
  4. El tributo o tarifa se caracteriza por ser diferencial y dependerá de acuerdo a los ingresos brutos de cada negocio.
  5. Dentro de las obligaciones principales para las personas y negocios vinculados, está la generación de facturación electrónica, así como aportar al Sistema de Seguridad Social en Pensiones.

 

¿Quiénes pueden ser parte del Régimen SIMPLE?

 

Una gran mayoría de personas y negocios podrán ser parte de este régimen, siempre y cuando cumplan con las características que veremos a continuación:

 

  • Ser personas naturales o jurídicas con una actividad comercial que sea registrada como:
    • Tiendas.
    • Minimercados.
    • Peluquerías.
    • Expendios de comidas y bebidas.
    • Actividades comerciales al mayor y al detal.
    • Actividades industriales y de agroindustria.
    • De servicios técnicos, profesionales o de consultoría.

 

¿Quiénes pueden ser parte del Régimen SIMPLE?

 

  • Deberán ser contribuyentes con ingresos inferiores a los 80.000 UVT anuales, lo que se traduce a un costo de $ 2.741.600.000 para el 2019.
  • En caso de cumplir con los puntos anteriores, deberás realizar el registro de manera voluntaria. Aun así, la DIAN podrá llevar a cabo el registro de manera oficiosa, a cuyos contribuyentes no hayan declarado los impuestos sobre la renta y los complementarios, así como el impuesto sobre las ventas, al consumo o el de industria y comercio consolidado.
  • Ningún asalariado con vínculos laborales podrá ser parte del Régimen SIMPLE, pero, por su parte, los profesionales independientes que prestan servicios, los artesanos y los que ofrezcan servicios por medio de la producción, sí podrán.

 

Si cumples con los requisitos anteriormente mencionados, entonces el paso a seguir es el analizar las ventajas que podría traer consigo el registrarte en este régimen; sin embargo, es importante que, si eres una persona natural, revises minuciosamente lo que esto puede traer a tu negocio, ya que ser parte del Régimen SIMPLE exige el pago de determinadas sumas de dinero, así como el tener unas limitaciones en cuanto a gastos y costos deducibles.

 

Te puede interesar: ¿Qué es facturación electrónica?

 

Dicho esto, estos son los beneficios que le ofrece a tu negocio, el Régimen SIMPLE:

  • Tasas diferenciales del impuesto de entre el 2% y el 11,6%.
  • Descuento tributario por pagos al Sistema de Seguridad Social en Pensiones.
  • Descuento tributario por ingresos recibidos con tarjeta débito o crédito.
  • No serán sujetos de retención en la fuente.
  • Exoneración de aportes parafiscales.

 

Recuerda que, así como existen ventajas, también existen obligaciones, entre las cuales encontramos:

  • Generar facturas electrónicas.
  • Aportar al Sistema de Seguridad Social en Pensiones.
  • Llevar a cabo la Declaración tanto anual, como el pago bimestral del impuesto.

De este modo, si consideras que todo lo anterior se ajusta a lo que buscas y a lo que necesitas, entonces recuerda que tienes plazo hasta el 31 de julio para realizar la respectiva actualización.

Noticias Relacionadas

¿Quieres ser un facturador electrónico? Conoce el proceso de registro de la DIAN

¿Quieres ser un facturador electrónico? Conoce el proceso de registro de la DIAN

La facturación es el procedimiento de extender un documento obligatorio que avala la actividad comercial entre un cliente y…


¿Sabes cuál es el calendario de facturación electrónica establecido por la DIAN? Presta atención

¿Sabes cuál es el calendario de facturación electrónica establecido por la DIAN? Presta atención

El 1 mayo del año 2019 se dió comienzo al registro en el sistema de facturación electrónica a las…


La masificación de la facturación electrónica se tomó a Colombia

La masificación de la facturación electrónica se tomó a Colombia

La tecnología se ha tomado a Colombia y al mundo entero. Para nadie es un misterio que los avances…